al cine con las gafas moradas