¿Qué significa para ti la palabra MATERNIDAD?


Es una forma de amar diferente a todas las demás. Te sale de las tripas. Es caricia y espina, es miedo y es valor. Te cambia la manera de entender la vida y de ver el mundo. Yo no me arrepiento de haberlo vivido pero tampoco me atrevería a recomendarlo.


Paz, 63 años. 

La maternidad es compromiso, el de ir evolucionando a medida que los hijos crecen y una inquietud constante sobre si lo haces bien. Me siento representada en una letra de María del Mar Bonet que habla de cuando fueron a buscar a su hijo para detenerlo: entiendo mejor el sentimiento de pérdida que el deseo de un hijo. 


Roser, 60 años.

Es algo que creo querer ser, sin tener muy claro qué implica y por qué quiero. La maternidad es una decisión. Un proyecto de vida. Es una nueva forma y diferente de querer y cuidar. También significa, para mí, dejar un legado, algo que transciende más allá de ti misma.


Irene, 25 años.

Para mi la maternidad es lo que nos hace tan diferentes a los hombres, es lo que nos hace ser menos egoístas, ya que biológicamente estamos preparadas para proteger a otro ser, a un cachorro humano.


Mª Sol, 55 años.

Una madre es alguien que te hace las cosas, y que te apoya cuando lo necesitas, te compra cosas y está contigo, y te ayuda.

Sé lo que es una madre pero no sé cómo explicarlo. Ella intenta hacer lo mejor para sus hijos y cuidarlos, y los hijos la tienen que hacer caso.


Olivia y Marina, 9 y 11 años.

Ser madre para mí es como vivir varias vidas en paralelo, emocionalmente hablando. Las cosas que les ocurren a mis hijas las vivo casi en primera persona. Siento el frío, el calor, el dolor, la felicidad, la alegría, la tristeza, etc. Yo lo encuentro fascinante, aunque también es agotador.


Bárbara, 44 años.

Para mi la maternidad es felicidad, amor y sobre todo vida. No hay nada más bonito que darle la vida a alguien, criarlo, educarlo y amarlo. El amor de una madre es el más fuerte que existe.


Jessica, 25 años.


La maternidad es la meta más grande que he cumplido, no se compara con ninguna otra satisfacción, ningún viaje te dará esa felicidad. Es un amor indescriptible que aumenta a medida que pasan los años, saber que tienes en tus manos la vida de un ser humano y moldearlo para que vuele libre. Me gustaría que en el futuro la maternidad y ser ama de casa tenga, por lo menos, el mismo mérito social que una carrera.


Paula, 40 años.

La maternidad me hizo sentir poderosa, al ser capaz de crear vida. Me dio a conocer el amor en toda su extensión, sin medida.


Isabel, 55 años.

Una aspiración cuando era joven, y al cumplirse, un deseo cumplido. Me resultó fácil. El médico decía: esta señora cómo puede haber tenido tantos hijos y ninguna estría. Te da felicidad en el presente.


Paz, 86 años.