¿Qué significa para ti la palabra MENSTRUACIÓN?


Ilustración: Lola Vendetta

Yo odiaba sangrar todos los meses, pero en una de esas alguien me dijo que así cambiábamos de sangre. Tirabas la sucia y fabricabas una nueva y aquello me consoló bastante más que lo de que es el tributo que pagamos las mujeres por tener el privilegio de engendrar y parir.

Antonia, 63 años


Solía ser la siguiente sucesión de actos: veo que me miran porque tengo el pantalón manchado. Pienso, joder ya me ha venido. Tengo las tetas a estallar. Puta regla. Y ahora ha pasado a ser: joder ojalá la tuviera. Putos sofocos.

Soply, 52 años


De pequeña me decían que si estaba mala o en esos días. A lo que yo respondía claramente: no, estoy con la regla. Supongo que en un intento de naturalizarlo. Actualmente, es un momento en el que me siento hinchada. Me permito comer chocolate, reír, llorar y dormir un poco más de lo deseable. Y a veces lo acompaña alguna preocupación.

Irene, 25 años


La menstruación significa tres cosas para mí: carga, ibuprofeno y complicidad. Carga: es una responsabilidad que no elegimos y que soportamos. Ibuprofeno: elemento necesario para sobrevivir esos días. Complicidad: el hecho de poder acercarte a cualquier mujer y pedirle un tampón.

Ivana, 25 años


Para mí la menstruación significa poder, un privilegio que sólo tenemos las mujeres. Nuestro cuerpo está fisiológicamente preparado para crear vida y somos nosotras las que decidimos si nuestra mente lo está y en qué momento. La menstruación es un mero recordatorio de que disponemos de ese poder. Eso sí, no debemos sentirnos culpables si no queremos utilizarlo, ese también debería ser nuestro poder.

Sylvia, 25 años


Para mí es un proceso biológico, incómodo pero necesario.

Yolanda, 54 años


Para mí estar con la regla significa: estar cansada, ir con sobres de espidifen a todos lados, granos, tener que hacerme una bolita en el sofá o la cama cada ciertas horas, mucho chocolate y llorar con programas y dramas chorra.

Paloma, 25 años


Es intensidad con todas sus aristas. Es un abanico de sentimientos, instintos y supervivencia. Es pasar por la primavera, el otoño y el verano en un solo día y salir triunfante. Es poner el contador a cero y volver a empezar.

Silvia, 26 años


Dolor, depresión y desidia. Saldeva. Mucha saldeva ¿De verdad esto es necesario? A esto se suma un deseo acuciante de que llegue la menopausia.

Claudia, 25 años


Para mí significa hipervigilancia: con cualquier señal visible de mi regla, tanto en mi estado de ánimo como en mi físico, podría ser duramente juzgada.

Rosa, 26 años